Mundo Sub Atómico y el Universo Cuántico: Universo Cuántico: Materia Oscura, Hidrógeno Metálico, Materia-Antimateria, Ferminones de Majorana, Tetraneutrón, ... Fotones (Un Futuro Diferente nº 63) por Oswaldo Enrique Faverón Patriau

Mundo Sub Atómico y el Universo Cuántico: Universo Cuántico: Materia Oscura, Hidrógeno Metálico, Materia-Antimateria, Ferminones de Majorana, Tetraneutrón, ... Fotones (Un Futuro Diferente nº 63) por Oswaldo Enrique Faverón Patriau

Titulo del libro: Mundo Sub Atómico y el Universo Cuántico: Universo Cuántico: Materia Oscura, Hidrógeno Metálico, Materia-Antimateria, Ferminones de Majorana, Tetraneutrón, ... Fotones (Un Futuro Diferente nº 63)

Autor: Oswaldo Enrique Faverón Patriau

Número de páginas: 181 páginas

Fecha de lanzamiento: April 1, 2017

Descargue o lea el libro de Mundo Sub Atómico y el Universo Cuántico: Universo Cuántico: Materia Oscura, Hidrógeno Metálico, Materia-Antimateria, Ferminones de Majorana, Tetraneutrón, ... Fotones (Un Futuro Diferente nº 63) de Oswaldo Enrique Faverón Patriau en formato PDF y EPUB. Aquí puedes descargar cualquier libro en formato PDF o Epub gratis. Use el botón disponible en esta página para descargar o leer libros en línea.

Descargar PDF Leer on-line

Oswaldo Enrique Faverón Patriau con Mundo Sub Atómico y el Universo Cuántico: Universo Cuántico: Materia Oscura, Hidrógeno Metálico, Materia-Antimateria, Ferminones de Majorana, Tetraneutrón, ... Fotones (Un Futuro Diferente nº 63)

El mundo sub atómico o cuántico marcará nuestra vida, cada vez de un modo más incisivo. Einstein fue el primer científico mediático de la historia; su nombre ha quedado ligado a la relatividad y a la ecuación E=mc2, no fue este logro el que le hizo ganar el nobel de física, sino su explicación del efecto fotoeléctrico. En 1905, Einstein describió cómo la luz arrancaba del metal paquetes discretos de energía, llamados cuantos. Esto impulsó al desarrollo de la física cuántica.
«Big data» o «datos masivos» hace referencia al almacenamiento de grandes cantidades de datos y a los procedimientos usados para encontrar patrones repetitivos dentro de esos datos, que antes se consideraban aleatorios. Los científicos han demostrado la capacidad de 'ver' el futuro de los sistemas cuánticos. La tecnología cuántica está demostrando impactos significativos, especialmente en la detección y la metrología.
La posibilidad de construir computadoras cuánticas excepcionalmente potentes usando bits cuánticos, o cubits, está impulsando millonarias inversiones. El obstáculo más grande para conseguir esto es la inestabilidad en que aún trabajamos, y el hecho que observar el reino cuántico borra sus características; esto aumenta el problema.
En tecnología cuántica la vida se mide en fracciones de segundo en vez de años; sin embargo, la tecnología está evolucionando, y en lo que antes solo se veía el caos, ahora se encuentran patrones.
En pocos años un ordenador cuántico podrá descifrar lo que quiera. El problema no es saber cuándo funcionará el primer ordenador cuántico, sino quién lo tendrá y cómo lo usará. Actualmente existe un vacío legal a todo nivel sobre regulaciones a computadores cuánticos.
Las sorpresas tecnológicas cuánticas que invaden nuestras vidas apenas empiezan. Como ejemplo, tenemos: el láser, con sus múltiples aplicaciones, resonancias magnéticas, transistores, DVD, fibra óptica, tomografías, móviles, relojes atómicos o GPS son tecnologías basadas en la mecánica cuántica. Nuestro control de la naturaleza será infinitamente superior a lo que nos podamos imaginar.
La cuántica defiende que una medición, de un fotón, por ejemplo, queda modificada por el mismo proceso de medición. La mecánica cuántica se basa en axiomas o postulados muchas veces indemostrables. Aunque eso irá cambiando.
Tal como sucedió en el proyecto ‘Manhattan’ -la carrera para desarrollar la bomba atómica-, las grandes potencias corren para tener el primer ordenador cuántico. Un ordenador cuántico será capaz de descriptar todo lo que existe.
Lo que observamos como una conducta errática y al azar contiene, suficiente información para que un ordenador debidamente programado pueda predecir cómo ese sistema va a cambiar en el futuro. Y al hacerlo, se eliminaría la necesidad de una observación directa que altera la realidad cuántica.
En la década de 1930, el brillante físico italiano Ettore Majorana deduce de la teoría cuántica, la posibilidad de la existencia de una partícula muy especial, una partícula que es su propia antipartícula: el fermión de Majorana. Esta partícula estaría justo en la frontera entre la materia y la antimateria.
Se supone que la misteriosa «materia oscura», que forma la mayor parte del universo, está compuesta de fermiones de Majorana. Los científicos ven estas partículas como los «bloques de construcción fundamentales» para el ordenador cuántico. Un ordenador cuántico basado en fermiones de Majorana sería excepcionalmente estable y apenas sensible a influencias externas.
Si usted encuentra al mundo cuántico confuso, no está solo. Hay científicos que aseguran que la información cuántica sobre el ser humano puede seguir viva una vez que muere el cuerpo: los microtúbulos de las proteínas contienen información cuántica sobre el ser humano, ¿el alma? que perduraría tras la muerte del cuerpo. Si el paciente no sobrevive al trance y fallece es posible que la información cuántica pueda existir fuera del cuerpo, tal vez de manera indefinida.