¿Por qué algunos swamis son gordos? por Ava Greene (pen name)

¿Por qué algunos swamis son gordos? por Ava Greene (pen name)

Titulo del libro: ¿Por qué algunos swamis son gordos?

Autor: Ava Greene (pen name)

Número de páginas: 133 páginas

Fecha de lanzamiento: September 8, 2018

Editor: Babelcube Inc.

Descargue o lea el libro de ¿Por qué algunos swamis son gordos? de Ava Greene (pen name) en formato PDF y EPUB. Aquí puedes descargar cualquier libro en formato PDF o Epub gratis. Use el botón disponible en esta página para descargar o leer libros en línea.

Descargar PDF Leer on-line

Ava Greene (pen name) con ¿Por qué algunos swamis son gordos?

“¿Por qué algunos swamis son gordos?” es un acercamiento informal a la búsqueda de la verdad. Iluminación y verdad —¿qué son y dónde están? W. M. Raebeck, instructora de yoga californiana, lleva su alma hacia una búsqueda que es tanto espontánea como agonizante. Sus vociferaciones de media noche —que incluyen realizaciones lúcidas, preguntas cósmicas, y desvíos extravagantes— nos guían con facilidad. Y aún así, el “amanecer” metafísico que tanto anhela, se mantiene lejos de su alcance.


No es hasta que Raebeck, con impotencia, admite que no está llegando a ningún lugar, que una verdadera calma se instala en ella. Es entonces cuando se tropieza con la escena de su búsqueda: esa entrega (desde nuestros propios diseños) puede ser el camino más directo, mientras que intentarlo demasiado puede llevar a más de lo mismo.


“¿Por qué algunos swamis son gordos?” es una mirada no tan seria hacia lo sagrado. Te perderás y te encontrarás en la escritura pura y enérgica de W. M. Raebeck. Su candor te acerca hacia tu voz interior. Y su tracción valiente no deja de traerte al momento presente, la experiencia escurridiza que más importa.


Fragmento:


La "iluminación", es solo una herramienta. Lo que haces con ella, cómo la usas para hacer la paz, cómo sirves al universo, ese es el próximo paso. Algunas personas no tienen que esforzarse para hacer estas cosas. Como lanzar timidamente la pelota sobre la cerca, sus vidas se tiñen con esa devoción desde el principio —pescadores griegos, cultivadores de arroz en Indonesia, esos que no pierden ni un minuto, se levantan con el sol y realizan el trabajo del día, de manera cíclica como la naturaleza. Avanzan inocentemente por el calendario, década tras década, se casan, son padres, envejecen, y luego mueren; lanzan la pelota fuera de la zona de juego con el primer golpe; caminan por las bases. No se sienten ni cansados ni parte del problema. En algún mom